sábado, 2 de febrero de 2008

La Peregrinación a Wirikuta

Hilo de Huichol que pinta por Maximino Renteria de la Cruz, Nayarit, México, c. 2006. El hilo presionó a la cera de abejas en el contrachapado.
La peregrinación a Wirikuta se realiza anualmente, entre los meses de diciembre y enero y, en ocasiones, puede realizarse en febrero. Siempre ocurre cuando ya se ha cumplido con la fiesta del tambor, del elote tierno, de las calabazas. Es un evento central en nuestra vida y tiene un sin número de propósitos: portar las ofrendas que las comunidades envían a Wirikuta (lugar donde se reúnen los dioses); iniciar y consagrar a algunas personas en el arte de la recolección del hí’kuri; cosechar peyote para las ceremonias del año; recolectar raíces para la elaboración del sagrado pigmento amarillo con el que realizamos la pintura facial; adorar a los dioses en su lugar sagrado y aprender de la propia voz de los dioses lo que dice el costumbre.

1 comentario:

Itzek dijo...

aah está hermoso