jueves, 27 de marzo de 2008

Inspiración 2008

Costa Rica, foto por Teresa Tomossoni
Me gusta el olor que tiene la mañana
Me gusta el primer traguito de café
Sentir como el sol se asoma a mi ventana
Y me llena la mirada de un hermoso amanecer
Me gusta escuchar la paz de las montañas
Mirar los colores del atardecer
Sentir en mis pies la arena de la playa
—Jorge Celedón, Esta Vida

2 comentarios:

El Deme dijo...

Es una suerte vivir al lado de las montañas y de la playa...
pero también hay una belleza serena en el mundo de las ciudades....

Gregorio dijo...

Verdad. Viví en San Francisco 1978-1993. San Francisco es una ciudad bendecida con el océano y las montañas cerca.